top of page
Entradas destacadas

EL PROCESO COMUNICACIONAL Y SU INFLUENCIA EN EL ADULTO MAYOR

El ser humano como ser biopsicosocial, necesita de las relaciones con otros, su medio, estableciendo condiciones que faciliten esa interacción. De estas relaciones se desprende el significado del proceso comunicacional, según B.F Lomonosov y otros, (2007, p.89) la comunicación es todo “proceso de interacción social por medio de símbolos y sistemas de mensajes, Incluye todo proceso en el cual la conducta de un ser humano actúa como estímulo de la conducta de otro ser humano. Puede ser verbal, o no verbal, interindividual o intergrupal”.

Más que un simple contacto entre dos o más personas, es una trama de interrelaciones (palabras, sentimientos, simbolismos, emociones, sensaciones) con el objetivo de dar respuesta a determinadas situaciones.



“la comunicación como proceso de intercambio, entre masas, posee ciertas características, desde el habla, la complejidad de los procesos simbólicos y culturales, asigna sentido desde el horizonte de las culturas, y las identidades, funciona como productora de experiencias y prácticas de encuentro social, relaciona lo narrativo con lo tecnológico, lo popular con el mercado, lo local con lo global, las estéticas con los discursos, el sujeto con la política, en fin permite en interrelación con cada espacio con el cual se desenvuelve el hombre” (Rincón, 1998) citado por Montoya (2009).

En el proceso comunicacional se encuentran distintos niveles, circulando y estando presente en todos los contextos del individuo. Múnera y Sánchez (2003) identifican tres niveles:

  • Comunicación intra-personal: Es la base de la comunicación y la característica más relevante de este nivel es que hay un único participante que es emisor y receptor al mismo tiempo, al recibir señales verbales y no verbales de sus propias percepciones. Los otros niveles no pueden darse sin que éste se haya interiorizado.

  • Comunicación interpersonal: Es el paradigma de la comunicación. En el paso de la comunicación intra-personal a la interpersonal hay dos factores que influyen de manera definitiva: el auto concepto y la auto revelación.

  • Comunicación en Grupo: Es el proceso comunicacional que se genera dentro de un grupo y las personas que lo conforman. En este nivel están los dos anteriores. (p. 78).

Cada persona posee características particulares para comunicarse determinando el proceso de intercambio, y el abordaje de manera personal con otros. De esta situación no están excluidos los mayores.

En relación a esta caracterización, también se encuentran los estilos de comunicación. Romero (2010, p.1), indica que existen tres estilos de comunicación, que permiten mejoras en el proceso de comunicación describiéndolo de la siguiente manera:

Estilo Inhibido y/o Pasivo

Se denomina también pasivo, no asertivo o inseguro. La persona no expresa correctamente sus sentimientos ni pensamientos, tomando una actitud callada, a pesar de que le moleste la actuación de otros, deja de intervenir cuando le gustaría hacerlo, se demuestran inseguros o temerosos. De forma observable, esta conducta puede caracterizarse, por; evitar la mirada, ojos hacia abajo, habla poco fluida, con vacilaciones, con silencios, expresión abatida o preocupada, volumen bajo de voz, postura cerrada, tensa, encogida, brazos cerrados, empleo de muletillas, movimientos corporales nerviosos o inadecuados, gestos de huida y alejamiento.

Particularmente, la persona no se enfrenta al problema (el otro lo hace por él), evita o escapa de los conflictos y se alivia momentáneamente de toda ansiedad. Sin embargo, el problema queda sin resolver, de manera que sufre accesos de ira incontrolada provocada por aguantar situaciones no resueltas y padecer la inexistencia de relaciones sociales cálidas.

Estilo agresivo

En este estilo de interacción sacrificamos la relación o la autoestima de otros con tal de salvaguardar nuestra propia autoestima, dice lo que piensa, siente, y opina sin respetar a los otros, intenta conseguir lo que quiere al precio que sea; utiliza el sarcasmo, amenazas, la intimidación o la violencia verbal o física, dicho estilo se caracteriza por: volumen alto de voz, hablar sin escuchar, ofensas verbales, insultos, amenazas, humillaciones, murmuraciones, mirada retadora, ceño fruncido, cara tensa, gestos amenazadores con las manos, puños cerrados, en ocasiones extremas puede haber ataque físico.


Esta conducta produce sentimientos de resentimiento y alejamiento en los demás, y se establecen relaciones poco duraderas o insatisfactorias. En el sujeto agresivo surgen sentimientos de culpa y tensiones en las relaciones interpersonales, para acabar evitando futuros contactos.


Estilo asertivo

El comportamiento asertivo es aquel que implica la expresión directa de los propios sentimientos, necesidades, derechos legítimos u opiniones que no amenazan, castigan ni violan los derechos de los demás. Se debe atender a las habilidades que conlleva este tipo de conducta, interiorizarlas y utilizarlas en nuestra vida diaria. Es autoafirmar tus propios derechos, sin dejarse manipular ni manipular a los demás.